Noticias

COMUNICADO DE PRENSA: UN DÍA PARA CONMEMORAR LOS PRIMEROS 60 AÑOS DE OLI SPA

En el 60 aniversario de la compañía se realizó la inauguración de la nueva sede central de Medolla, que ahora se utilizará para coordinar las sucursales internacionales de la firma.

 

El presidente de la región de la Emilia-Romaña, Stefano Bonaccini, también estuvo presente en la inauguración.

 

Medolla, 16 de octubre de 2021– Esta mañana, OLI Spa ha inaugurado formalmente sus nuevas instalaciones en Medolla, cerca de Módena. La compañía es una multinacional líder en el campo de la tecnología de vibración industrial, diseñando, produciendo y comercializando vibradores industriales, vibradores eléctricos, vibradores de hormigón y convertidores de frecuencia, así como una amplia gama de productos diseñados para adaptarse a muchas aplicaciones en una amplia variedad de campos industriales: que van desde los sectores médico hasta el de la construcción, y desde la automoción hasta la industria energética.

La inauguración del nuevo edificio coincidió con el sexagésimo aniversario de la fundación de la empresa. Desde su dirección bajo Vainer Marchesini, el negocio ha crecido hasta convertirse en un punto de referencia mundial en su sector, y ahora también está involucrado en el diseño y construcción de sistemas completos para eBikes y electrohusillos, trabajando en colaboración con la Universidad de L’Aquila. La sede de la compañía se encuentra en Medolla, el sitio donde se desarrollan los productos y se coordinan las 23 sucursales internacionales de la compañía y 6 plantas de producción en los cinco continentes. Don Piero Corsi, quien fundó OLI en 1961, también estuvo presente en la inauguración.

 

El Director General de la compañía, Giorgio Gavioli, dio la siguiente explicación: «Hoy representa algo muy importante para OLI, pero no un punto de llegada: nuestro objetivo es mirar siempre hacia adelante, y no parar. Nuestros productos están en constante evolución, así como nuestro negocio. Abrimos sucursales de OLI donde el mercado requiera productos, respetando el idioma, la cultura y la tradición de los lugares en los que estamos involucrados, en los cinco continentes. Nuestra empresa opera en un mercado global, pero tiene su sede en Medolla; algunos lo llamarían una empresa glocal, es decir, un negocio localizado con un alcance global, y creo que esta es una de nuestras armas secretas. Por eso nos interesan los profesionales que comparten nuestra visión: la de un mundo abierto, accesible, con personas capacitadas, dedicadas, que quieran desarrollarse tanto profesionalmente como en términos humanos».

 

Vainer Marchesini, presidente de WAMGROUP, agregó lo siguiente: «OLI es una empresa global, y existe una profunda diferencia entre localización, deslocalización, internacionalización y globalización. Esta es una empresa global, una empresa que produce piezas y luego las ensambla dondequiera que haya un mercado. Para hacer esto, se necesita una cabeza pensativa que haga posible este sistema de producción, y esa «cabeza» está aquí en Medolla, donde estamos hoy. El éxito de OLI es el resultado de una estrategia clara y bien definida, inversiones a largo plazo y la capacitación de gerentes, ejecutivos de la compañía y personal. La crisis financiera de 2008 y el terrible terremoto de 2012 significaron que pasamos 5 años centrados en la reconstrucción. Pero logramos crecer igual. Restablecimos la empresa y mantuvimos nuestro crecimiento trasladando la producción a otros sitios, ya que todo aquí estaba totalmente destruido. Fue un trabajo duro con todos ayudando: clientes, proveedores, el Estado, la Región y el Presidente Bonaccini, todos siempre han estado a nuestro lado. Pero la mayor contribución fue de nuestra propia gente: personas cuyo empuje, sacrificios, pasión, compromiso, sentido de pertenencia y talento han hecho todo esto posible. Hemos salido de todas estas desgracias en un mejor estado. El crecimiento de esta empresa también se ha debido al crecimiento de la entidad corporativa y de nuestra mano de obra altamente cualificada; estamos entre las empresas que han alentado el talento en Italia. Hago un llamamiento a todos, porque los italianos no deberíamos simplemente vender nuestras empresas a multinacionales extranjeras, sino que somos capaces, como hemos demostrado, de hacer mucho más. Debemos ser dueños de nuestro propio destino, porque tenemos todas las capacidades necesarias».

 

Stefano Bonaccini, Presidente de la Región emilia-Romaña también hizo esta evaluación: «El sector productivo en Emilia-Romaña se compone en gran medida de historias como la que celebramos hoy: empresas que comenzaron su vida como empresas familiares y luego se convirtieron en líderes internacionales en sus respectivos sectores, gracias a la calidad de sus productos y la profesionalidad de su gestión y fuerza laboral. Este es un gran activo para nuestra Región, y nos permite competir y enfrentar los desafíos de los mercados, a menudo ganando contra oponentes más grandes y mejor equipados. Estamos comprometidos a promover estos negocios y ayudarlos a mantenerse al día: comenzando con la transición ecológica y digital, los principales pilares del Plan de Trabajo y Clima y en el corazón de las inversiones en el NRRP del Gobierno».

 

OLI combina las virtudes de la experiencia italiana con la estrategia global del Grupo Wolong del que forma parte la empresa. De hecho, el negocio continúa siguiendo los 4 principios de la filosofía desarrollada en las últimas seis décadas: escucha, colaboración, proactividad y responsabilidad. La compañía cuenta ahora con 500 empleados en todo el mundo y una facturación de unos 110 millones de euros.